Calcetines Morados

Las cosas que no son

Este cielo no es claro. Está anocheciendo en la ciudad de los sueños en la que a veces nos gustaba vivir y a veces y solo a veces, nos dejábamos morir. Esto no es correr a pleno pulmón. Esto no es caminar segura, ni libre. Como pueden llamar a esto libertad si mi mente sólo vaga por los recuerdos que aún nos quedan. Esto no es un acierto, aunque el semáforo esté en verde, y es que ¿qué más da esperar un poco más si ya pasé toda mi vida al otro lado? Esto no es una despedida.  Esto no son las palabras que salen de mi boca a cada rato, solo frases que inundan mi alma mientras paso por el sendero de la soledad. Frases inconexas que no sé cómo unir, porque ya nada encaja desde que tú y yo no somos más que eso. Esto no es la infusión que olvidé preparar para dejar de pensar. No, esto no es ese té, aunque bien podría serlo. Esto no es un canto a la esperanza. Ni a la desesperanza. Esto no eres tú y ni tan siquiera yo. Esto ya no es. Nunca. 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: